Siguiendo las recomendaciones para evitar los contagios por coronavirus, el Scriptorium permanecerá cerrado hasta nuevo aviso.

IGLESIA DE SANTA MARÍA DE TÁBARA

Sobre los restos mozárabes del “Tabariense Cenobium” de San Salvador, se edifica la actual Iglesia románica de Santa María, consagrada en 1137 por el Obispo Roberto de Astorga, según inscripción de la puerta meridional.

Corresponden a este período el grueso de la torre y los muros laterales con sus correspondientes portadas de arcos de medio punto y soldaduras ajedrezadas.

La Torre, sumamente original, construida en pizarra silícea con aparejo de mampostería sencilla, tiene planta cuadrada con tres cuerpos deslindados con sencillas impostas al exterior. En cada cara del cuerpo superior se abren varios ventanales de arco de medio punto doblado.

La parte superior es románica (s. XII), mientras que la inferior sería más primitiva (s. IX), conservando toda ella un aspecto claramente defensivo.

El interior y la cabecera se renovaron totalmente a expensas del Marqués de Tábara en 1761 como costa en el epígrafe del testero.

Fue declarado Monumento Histórico Artístico el 3 de junio de 1931 y recientemente BIC (Bien de Interés Cultural). En el Centro de Interpretación de los Beatos puede contemplar los facsímiles del Beato de Tábara, el Beato Morgan (2 volúmenes), el Beato de Gerona y el Beato de las Huelgas.

Recientemente los Beatos han sido declarados patrimonio de la Humanidad por la UNESCO y de los 21 códices que se conservan actualmente en el mundo, tres se realizaron en el Scriptorium tabarense lo que nos dice la importancia que Tábara tuvo antes de finalizar el primer milenio.

Un facsímil o facsímile (del latín fac simile, “hacer semejante”) es una copia o reprodu- cción casi idéntica de un documento (generalmente antiguo y de gran valor, como un libro, un manuscrito, un impreso, un mapa o un dibujo a mano alzada) o de una firma. 

Para conseguir realizar este tipo de reproducciones de alta calidad, lo más habitual es utilizar técnicas fotográficas y de serigrafía, que permiten imitar fielmente los colores, tamaño, defectos y matices del documento original.

Hace más de 1.000 años se copiaron e iluminaron en Tábara algunos de los más bellos códices de la Edad Media.

Durante el reinado de Alfonso III el magno las fronteras del Reino de Asturias se extienden hacia el Duero. Se inicia un programa de fundaciones de nuevas villas y monasterios, en algunos casos sobre establecimientos de épocas precedentes. Este es el caso de los cenobios de San Salvador de Tábara y del cercano San Miguel de Moreruela, fundados por San Froilán y san Atilano, futuros obispos de León y Zamora, a finales del siglo IX.

En el siglo X, el cenobio tabarense cobró fama por los libros que allí se escribían e iluminaban. En su Scriptorium trabaja el escriba y miniaturista Maius, copiando e ilustrando el Comentario al Apocalipsis de San Juan, textos patrísticos que había recopilado Beato en el siglo VIII, monje de San Martín de Turieno, monasterio localizado en la comarca de Liébana. A las copias de este manuscrito realizadas entre los siglos X y XIII se les denomina de forma genérica con el nombre de Beatos.

Como señalaba el profesor John Williams (tristemente fallecido en 2015, cuyos restos descansan en el Centro de Interpretación de los Beatos), Maius amplió radicalmente el contenido ilustrado de Beato. La obra de Maius destaca por su estilo figurativo, en el que el uso de los colores y los cambios de dirección en el registro lineal de los mantos, confieren a sus figuras un sentido de la tridimensionalidad desconocido en la pintura contemporánea de su tiempo. Estilo donde se sintetizaban influjos carolingios e islámicos sobre un fondo castizo.

Los códices realizados en el Scriptorium de Tábara por Maius y sus discípulos, representan la contribución más valiosa de España a la historia de la ilustración del libro medieval.

El proyecto museográfico que se presenta en el Centro de Interpretación de los Beatos, integrado en el evocador espacio de la Iglesia de Santa María (s. XII), es heredero de las numerosas iniciativas llevadas a cabo en las últimas décadas por el Ayuntamiento de Tábara, orientadas la difusión y valoración de este rico legado patrimonial. Es necesario destacar la exposición Scriptorium- Tábara visigoda y mozárabe, inaugurada en el año 2001 bajo la dirección de Fernando Regueras. El rigor científico de aquella muestra y la publicación de un libro monográfico sobre los Beatos, realizado por este investigador y por Hermenegildo García- Aráez, ha constituído el punto de partida del actual Centro de Interpretación.

TELÉFONO VISITAS GRUPOS SCRIPTORIUM:

603 567 153

HORARIO:

Martes a sábado: 12:00h – 14:00h

email: scriptorium@aytotabara.es

web: www.aytotabara.es

www.Facebook.com/beatosdetabara